Comparte:

Curiosidades interesantes sobre todos los temas que te puedas imaginar.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Otros artículos:

El buda gordo o flaco

Buda solo hay uno. Mentira. Según la religión del Budismo han habido varios Budas, que no es otro que alcanza la iluminación, cosa difícil por cierto.

Los pensamientos y reflexiones del Buda no solo crearon una religión, El Budismo, hace ya más de dos milenios, muy lejos de aquí. Además sus ideas han llegado a occidente, hace muchos años ya, y ahora invaden la red con consejos, frases, anécdotas e historias. Unas más reales que otras, pero vienen generalmente acompañadas de una imágen de este señor. Aquí el problema, a veces el Buda que ponen es flaco y otras veces es gordo y calvo. ¿Es que sufrió un cambio durante su vida? ¿o quizá es una confusión occidental que ha querido simplificar todo?

Conociendo El Buda “flaco”

Buda solo hay uno. Mentira. Según la religión del Budismo han habido varios Budas, que no es otro que alcanza la iluminación, cosa difícil por cierto. Pero si es cierto que el Buda de la religión asiática es Siddharta Gautama, y ese solo hay uno. Sin meternos en materia religiosa, pues no soy ningún experto y estaría arriesgándme a cometer el mismo error del que nos quejamos, lo que si parece claro es que Siddharta Gautama, que después fue Buda al alcanzar la iluminación, era flaco. O al menos las representaciones que hay de él le representan como flaco. 

Una figura esbelta, con rostro y manos afiladas, además tiene pelo. Su peinado parecía ser rizado y uniforme, no era calvo o con la cabeza afeitada como vemos en algunas representaciones. Las estatuas más comunes de Buda suelen ser con este de pie, sentado o tumbado, con las manos en diferentes posiciones que tienen diferentes significados. 

No podemos olvidar aun así que el Budismo es una religión con más de dos mil años, que se ha extendido desde el sur de china por la india, china, nepal, y todos los país del sudeste asiático hasta Japón. Y mucho más tarde, el resultado ha llegado a occidente. Parece normal que a lo largo de todas esas épocas, por todos esos países, en convivencia con diferentes doctrinas y religiones y en manos de diferentes maestros, se haya diversificado en muchísimas ramas distintas. Sería un error pensar que, como en Camboya el Buda se representa de una manera para expresar algo, esa misma representación en China tendrá el mismo significado siempre. 

Conociendo El Buda Gordo

Si ya sabemos que el Budismo, como todo, ha sufrido diversos cambios e interpretaciones según los lugares por los que ha pasado, nos podemos hacer a la idea de que lo que llega a Occidente muchas veces viene más adulterado de lo que podemos sospechar. El desastroso juego del teléfono escacharrado. Eso mismo pasó con la imagen del Buda, lo más simple de todo, y aun así se confunde constantemente. 

Si ya hemos dicho que Buda era esbelto y el tío encima tenía pelo, ¿quién es este señor tan simpático de barriga grande, cabeza rapada y túnica que sonríe en la mitad de las páginas que nos quieren enseñar a ser feliz con unas pocas frases? 

Pues este “señor” era Hotei, al parecer la historia de esta figura nos lleva Japón, donde los monjes budistas, hace mucho tiempo ya, utilizaron a las figuras del Shintoismo, que era la religión de los nativos. El Shintoismo tenía varios Kamis (dioses) y los monjes budistas lograron explicar los fundamentos del Budismo a través de estos Kamis. Hotei, el señor gordito, fue resultado de una de estas representaciones. Dicen que está basado en un excéntrico pero carismático monje del Budismo Zen, o Budismo japonés. 

Esta figura, que no era Buda pero fue muy especial, con su barriga y su sonrisa representaba la abundancia, la abundancia del ser. Amor, empatía y felicidad era lo que transmitía esta figura que fue fielmente representada no solo en Japón sino también en China, India, etc. 

¿Por qué la confusión entre el buda gordo y el buda delgado?

Pues parece ser que, una de las causas principales de esta confusión puede ser por alguna figura que representa a Hotei, la figura se llama Bu-Tai, que significa “fardo de tela”, el fardo que Hotei utilizaba para repartir su felicidad. El parecido entre Butai y Buda quizá hiciese que alguno confundiese figuras.

Otro de los motivos por los que algunos pueden pensar que el Buda gordo es el Buda original es porque Hotei, el gordito, es patrón en China y Japón de negocios como restaurantes. Quizá el hecho de encontrarnos esa figura en restaurantes asiáticos por nuestros países ha hecho que muchos hayan confundido. Si el Budismo se extendió por china y japón, llevaban túnicas, y este restaurante de sushi tiene una figura de un señor gordito, con túnica, que parece feliz y en paz, será Buda, su Dios. 

Pero nos hemos equivocado, y no son pocos los que decoran sus estanterías con una figura que no es quién su dueño cree, amuletos, imágenes, y un largo etcétera. Hotei fue una persona importante y maestros de muchos seguramente, pero no fue Siddharta Gautama Buda, de ambos podemos aprender mucho, pero primero debemos aprender a distinguirlos.

¿Tienes alguna historia curiosa o atractiva que te gustaría compartir con los demás? Te invitamos a que nos dejes un comentario, nos escribas al correo, y que todos podamos seguir aprendiendo y disfrutando de las maravillas de este mundo. Hasta entonces, nos leemos amig@s, ¡disfruten! 

Más curiosidades interesantes, anécdotas e historias

Gracias por elegir nuestro establecimiento

Estas siendo
redireccionado a nuestro motor
de reservas